REPRESENTACIÓN EN PROCESOS CONCURSALES

REPRESENTACIÓN EN PROCESOS CONCURSALES

REPRESENTACIÓN EN PROCESOS CONCURSALES

¿Su deudor ha entrado en estado de insolvencia? ¿Qué tipo de procesos concursales hay en Colombia? En VENTURE ABOGADOS nos desempeñamos profesionalmente en el asesoramiento y representación de acreedores que pretenden recuperar los saldos insolutos de los créditos prestados a personas en estado de insolvencia. Buscamos las mejores oportunidades de cobro en el concurso de acreedores de conformidad con la ley y asistimos a las reuniones de acuerdos de acreedores.

A través de nuestro servicio profesional en todas las áreas del derecho comercial, ofrecemos a nuestros clientes, un amplio portafolio de servicios entre los que se encuentra el asesoramiento y representación de personas en procesos concursales adelantados ante la Superintendencia de Sociedades o Juzgados Civiles del Circuito.

En Colombia, se conocen como procesos concursales a aquellos procedimientos judiciales en los que se trata la situación crediticia y de solvencia de una persona natural y/o jurídica. Con este propósito, se reúne a todos los acreedores a un concurso en donde se califican sus acreencias para así ejecutar el pago correspondiente En esa medida, la Ley 1116 de 2006 dispone dos tipos de procesos diferentes:

Proceso de Reorganización:

Este proceso tiene como finalidad principal la continuación de la viabilidad de la empresa o de la actividad económica que se desarrolla a partir de la convocatoria de los acreedores para que, entre ellos, el deudor, el auxiliar de la justicia y la supervisión del juez, celebren un acuerdo de pago de las deudas adquiridas.

Para que una sociedad o un comerciante sea aceptado en un proceso de reorganización requiere incurrir en uno de los siguientes dos supuestos:

  • Cesación de pagos: Incumplimiento por más de noventa (90) días de dos o más acreedores por dos o más deudas. Cuando se hayan iniciado en su contra dos o más procesos ejecutivos por dos o más deudores.
  • Incapacidad inminente de pago: Es una causal de contenido subjetivo. Se refiere a la acreditación de circunstancias dentro del mercado o dentro de su misma organización que pongan en grave peligro el cumplimiento de sus obligaciones. Esta causal no aplica para la insolvencia de personas naturales comerciantes.

Proceso de Liquidación Judicial:

Contrario a lo que busca el de reorganización, este proceso parte de la base de un escenario en que el deudor no tiene posibilidad de continuar realizando su actividad, por lo que se pretende simplemente acabar con la persona jurídica o la actividad económica, su patrimonio y una vez realizado lo anterior, proceder al pago de sus deudores siguiendo una prelación de créditos.

Para que una sociedad o un comerciante sea aceptado en un proceso de liquidación judicial debe presentarse uno de los siguientes escenarios:

  • Incumplimiento del acuerdo de reorganización.
  • Solicitud expresa del deudor.
  • Cuando el deudor se retire de los negocios.
  • Por decisión motivada de la superintendencia de sociedades.
  • Por petición conjunta del deudor con un número plural de acreedores que representen más del 50% del monto total del pasivo externo.

Proceso de Intervención:

Adicionalmente, en VENTURE ABOGADOS prestamos servicios de acompañamiento, asesoría y representación judicial en procesos de intervención por captación ilegal y masiva de dinero.

Los procesos de intervención parten de un supuesto fáctico diferente, ya que se centra en la detección y extinción de una actividad de captación de dineros sin autorización legal o excediendo los límites establecidos. En esa medida, el procedimiento no busca el pago de acreencias adeudadas ni el restablecimiento de la actividad económica, sino la reparación de los inversionistas (denominados afectados).

En el curso del proceso y dada su finalidad, la Superintendencia de Sociedades, a discreción, puede decidir cuál de las siguientes medidas tomar, siendo las más frecuentes (i) la toma de posesión y (ii) la liquidación judicial como medida de intervención.

Este proceso se encuentra regulado por el Decreto 4334 de 2008.